PARÁSITOS EXTERNOS

Las enfermedades producidas por parásitos causan problemas en nuestros animales de compañía y representan un peligro para la salud humana ya que muchas son transmisibles al hombre.

Fundamentalmente y a afectos prácticos pueden clasificarse en:

Parásitos internos o endoparásitos: se localizan en el intestino, a nivel cardiopulmonar o en otros órganos de perros y gatos.

Parásitos externos o ectoparásitos: situados sobre la superficie del animal.

Pulgas, garrapatas, moscas, mosquitos, ácaros y piojos son algunos de los ectoparásitos de nuestros animales.

Pulse sobre los distintos parásitos para ampliar la información