IDENTIFICACIÓN

En la Comunidad de Madrid la identificación de perros y gatos es obligatoria a partir de los tres meses de edad o un mes después de su adquisición.

Se realiza al implantar de manera subcutánea (entre la piel y el músculo) un microchip. El número de microchip se asocia con los datos de propietario. Los datos del perro o gato y su propietario también se asocian entre sí y se almacenan en una base de datos propiedad de la Comunidad de Madrid y localizada en el Colegio de Veterinarios.

Pulse para descargar los archivos PDF

Identificación