Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

VÓMITOS

Los síntomas asociados a estos problemas son:
• Dificultad para tragar líquidos y sólidos
• Regurgitación
• Vómitos
• Diarrea

A continuación hablaremos de los vómitos.

El vómito es la expulsión forzada del contenido del estómago hacia arriba a través del esófago y fuera de la boca.

Los vómitos consisten en la salida por boca de contenido del aparato digestivo (alimentos, jugo gástrico, bilis).Van precedidos o acompañados de nauseas y arcadas.

Es importante diferenciar vómito y regurgitación . En la regurgitación hay expulsión de contenido por boca pero no existen arcadas.

VÓMITOS
Con nauseas
Con arcadas
Con contracciones abdominales
REGURGITACIÓN
No hay nauseas
Ni arcadas
Ni contracciones abdominales

Los vómitos pueden ser blancos, amarillo-verdosos, con sangre como en “posos de café”, pueden tener alimento no digerido, etc. Las circunstancias de cada animal, su edad, si está o no vacunado, la frecuencia del vómito, los síntomas asociados o los hábitos alimenticios y de vida pueden orientar muchas veces al veterinario hacia un diagnóstico u otro.

Aparecen con frecuencia en enfermedades infecciosas , sobre todo de cachorro, como el parvovirus y moquillo.

Una alimentación poco adecuada , a base de comida casera o con pienso de baja calidad, los cambios bruscos en la dieta o una cantidad excesiva de comida pueden también desencadenar vómitos en los perros y gatos.

La ingestión de cuerpos extraños (juguetes, piedras, plásticos, huesos, etc), muy frecuente en nuestros animales, puede provocar cualquier síntoma digestivo, incluidos los vómitos. Los objetos más habituales en el perro son juguetes, huesos, huesos de frutas, piedras, plásticos o pelotas mientras que en el gato son más frecuentes los cuerpos extraños lineales como hilos, lana o cuerdas. Los cuerpos extraños s iempre constituyen un problema importante y p ueden incluso llegar a producir una obstrucción intestinal. Muchas veces es necesario recurrir a la endoscopia o a la cirugía para extraerlos.

Para intentar llegar a un diagnóstico resulta muy útil poder contestar algunas preguntas que nos harán en la clínica veterinaria:

¿Cuándo empezaron los vómitos?
¿Qué color tienen?
¿El animal está decaído?
¿Ha tomado alguna medicación?
¿Había vomitado después de comer o había pasado tiempo?

En función de las respuestas el veterinario podrá realizar un diagnóstico presuntivo.

Principales causas de vómito

Cambios en la dieta
Ingestión de basura
Ingestión de cuerpos extraños
Problemas de estómago
Problemas intestinales
Alteraciones de órganos abdominales (peritonitis, pancreatitis, etc)
Alteraciones nerviosas
Enfermedades infecciosas (ej. Parvovirus)
Ingestión de tóxicos
Algunos medicamentos

¿Cuándo debo acudir al veterinario inmediatamente?

1. Si el animal es un cachorro

2. Si los vómitos son persistentes.

3. Si los vómitos contienen bilis, sangre o parecen como posos de café.

4. Si el animal está adormilado, decaído, tiene mucha sed o los ojos hundidos.

¿Cuándo debo acudir al veterinario inmediatamente?

En muchos casos la historia clínica puede ser suficiente para que el veterinario haga un diagnóstico. En otros casos será necesario realizar otro tipo de pruebas como radiografías (para descartar la presencia de cuerpos extraños), análisis de sangre, análisis de orina, endoscopia, etc.

• Historia clínica
• Exploración física
• Radiografías de abdomen
• Análisis de sangre
• Análisis de orina
• Ecografía
• Endoscopia

¿Qué hacer cuando aparecen los vómitos?

• Como primera medida hay que retirar el alimento sólido y dejar al perro o gato en ayuno 24 horas.
• No hay que restringir el acceso al agua durante muchas horas pero si es importante ofrecerla en pequeñas cantidades varias veces al día.
• Si los vómitos persisten o son muy frecuentes es necesario acudir al veterinario.
• Cuando lo indique el veterinario, después de las horas de ayuno, se ofrecerá comida altamente digestible, racionada y en pequeñas cantidades varias veces al día.
• Ante la duda acudir al veterinario o llamarle por teléfono para ver si considera necesaria la visita.