Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

TUMORES (CÁNCER)

Cáncer

El cáncer es un problema que se produce por un crecimiento incontrolado de células anormales que destruyen los tejidos y las partes del cuerpo en las que aparecen. Cuando hablamos de metástasis hablamos de la propagación a distancia de las células originarias del cáncer.

Los perros y los gatos, al igual que los humanos, pueden padecer cáncer. La posibilidad de que un animal lo padezca aumenta con la edad. Existen muchos tipos de cáncer, cada uno tiene un nombre que está relacionado con el tejido donde se origina y una terminación que habla de que es benigno o maligno. La terminación –oma, por ejemplo en lipoma -que es un tumor benigno de tejido graso- implica benignidad, las terminaciones -carcinoma o –sarcoma significan que el tumor, el cáncer, es maligno, por ejemplo en un osteosarcoma, que es un tumor maligno de hueso.

Cada tipo de cáncer produce síntomas diferentes. Hay tumores muy externos, que pueden palparse al cepillar o acariciar a su perro o gato. En otras ocasiones, en tumores de órganos internos, no será posible palpar el tumor pero se producirán algunos síntomas, al principio menos evidentes y luego más evidentes cuando progrese la enfermedad, que nos harán sospechar.

Si aparecen bultos anormales, heridas que no cicatrizan, pérdida de peso no justificada, pérdida de apetito, sangrado por cualquier orificio del cuerpo, dificultad para comer o tragar, cansancio, cojeras que no curan o dificultad para respirar, orinar o defecar de manera persistente, hay que acudir al veterinario.

Cuanto antes se detecte un cáncer, mayores probabilidades de curación habrá. El cáncer es una enfermedad que a veces se puede curar, en otras ocasiones podremos por lo menos, mejorar la calidad de vida de nuestro perro o gato.

Tipos mas comunes de Cáncer en animales de compañia

Piel- Los tumores de la piel son muy comunes en perros de edad avanzada, y son menos comunes en los gatos. La mayoría de los tumores en la piel de los gatos son malignos, pero en los perros son frecuentemente benignos. Todos los bultos en la piel deben ser examinados por su veterinario.

El mastocitoma es el tumor de piel más frecuente del perro. Su diagnóstico suele ser sencillo, por medio de citología, aunque su comportamiento biológico es impredecible. Dependiendo del tipo de mastocitoma podrá seguir un curso benigno o podrá ser extremadamente maligno.

Tumores de mama- El 50% de los tumores mamarios en los perros y el 85% en los gatos son malignos. La esterilización entre los 6 a 12 meses de edad reducirá significativamente la probabilidad de desarrollar cáncer mamario. La cirugía es el tratamiento de elección para este tipo de cáncer.

Linfoma- Es una forma común de cáncer en los perros y gatos. Se caracteriza por un agrandamiento en uno o muchos de los ganglios linfáticos del cuerpo. Un virus, el virus de la Leucemia Felina, causa la mayoría de este tipo de tumor en los gatos. Para tratar este tipo de cáncer se recurre a la quimioterapia de manera frecuente.

Testículos- El tumor testicular es raro en gatos (la mayoría suelen castrase a edad temprana) y es más común en perros, especialmente en aquellos que no tienen los testículos descendidos en su bolsa escrotal. La mayoría de este tipo de cáncer se trata con cirugía.

Tumores abdominales- Los tumores dentro de la cavidad abdominal son muy comunes pero difíciles para realizar un diagnóstico temprano. La pérdida de peso y el aumento o “hinchazón” abdominal son signos comunes de estos tumores.

Huesos- El cáncer de huesos es más común en perros de raza grande y es muy raro en gatos. Aparece frecuentemente en los huesos de las extremidades. La cojera persistente o la inflamación de las extremidades son un signo temprano de esta enfermedad.

Tratamiento

Se basa principalmente en:

Cada tipo de cáncer y cada animal requieren un tratamiento individualizado. Su veterinario podría recurrir a cirugía, quimioterapia, etc, para tratar efectivamente el cáncer.

El éxito del tratamiento dependerá del tipo, extensión del cáncer y del tratamiento. Algunos tipos de cáncer son curables y casi todos los pacientes pueden ser ayudados de alguna u otra forma. Su veterinario tiene una mejor oportunidad de controlar o curar el cáncer de su mascota si el mismo es detectado a tiempo.