Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

TOS

La tos es la liberación fuerte y repentina de aire de las vías respiratorias a través de la boca. Es un mecanismo defensivo muy eficaz destinado a mantener limpio el tracto respiratorio. También puede ser un síntoma tanto de enfermedades del aparato respiratorio como de procesos patológicos no respiratorios.

Hay muchas enfermedades que dan lugar a la aparición de tos. El denominador común de todos los tipos es la irritación de las vías aéreas.

El objetivo de la tos es eliminar el exceso de moco, productos inflamatorios o material extraño que pueda estar en las vías respiratorias.

La tos puede ser difícil de interpretar al ser confundida con arcadas, estornudos e incluso con problemas digestivos si acaba en vómito. En los estornudos la salida de aire se produce generalmente por la nariz.

Causas frecuentes

• Inflamatorias
• Infecciosas
• Problemas tumorales
• Problemas cardiovasculares
• Alérgicas
• Por cuerpos extraños alojados en las vías respiratorias

Algunas veces la tos puede ser seca, otras veces puede ser “productiva”.

1. TOS SECA: Se dice que una tos es seca o improductiva cuando no se acompaña de flemas.

2. TOS PRODUCTIVA: Se dice que una tos es productiva cuando se acompaña de eliminación de mucosidad. Normalmente es más suave y los animales que tienen esta tos no eliminan la mucosidad sino que la tragan.

Para que el veterinario pueda diagnosticar un cuadro de tos es importante conocer cada cuanto tiempo aparece y el momento del día en el que el perro o gato tosen con mayor frecuencia.

Algunos tipos de Tos

• La tos nocturna se asocia con problemas cardiacos.

• La tos con origen traqueal es seca, resonante y áspera. Cuando aparece estrechamiento traqueal parece como un “graznido”.

• La tos que ocurre en procesos que afectan al pulmón, neumonías por ejemplo, tiende a ser suave y poco evidente a veces debido al mal estado general del animal. Suele empeorar a lo largo del día.

Diagnóstico

Una vez que se tienen en cuenta las características de la tos, el veterinario planificará, si lo cree necesario, las pruebas diagnósticas que hay que realizar.

1. Exploración física completa aunque prestando especial atención a la auscultación de la tráquea, de los campos pulmonares y del corazón.

2. Radiografías: de laringe, faringe, tráquea o centrada en los pulmones según lo crea conveniente el veterinario en función de los síntomas. En la gran mayoría de los casos será imprescindible realizar varias con posiciones distintas (una con el animal tumbado lateralmente y otra apoyado sobre el pecho o la espalda).

3. Endoscopia respiratoria: Importante no sólo para el diagnóstico de problemas sino también para extraer cuerpos extraños alojados en los bronquios principales.

4. Electrocardiogramas

5. Estudios laboratoriales: pruebas sanguíneas, cultivos, etc

Tos de las perreras

Muchos cuadros de tos están producidos por agentes infecciosos.

La tos de las perreras es una traqueobronquitis (inflamación de la traquea y de los bronquios) de origen infeccioso.

Dentro de los microorganismos causantes de la enfermedad encontramos a Bordetella bronchiseptica aunque otros agentes pueden intervenir igualmente en el proceso (parainfluenza, adenovirus, micobacterias, etc).

Los factores ambientales son también predisponentes. Aunque esta enfermedad se puede presentar en animales aislados, es más frecuente en colectividades (residencias caninas, criaderos, etc) y se transmite a través de l as partículas que expulsa un perro enfermo al toser y estornudar.

Es una enfermedad altamente contagiosa que puede afectar a perros de diferentes edades dando origen a episodios de tos seca, áspera y persistente. La tos se estimula por el ejercicio y por palpación de la región traqueal o laríngea. Puede cursar también con secreción nasal y fiebre ligera.

Normalmente el pronóstico es bueno si no hay complicaciones aunque la recuperación se puede alargar hasta que desaparezca por completo la tos.

En la actualidad existe vacunación contra esta enfermedad. En función de cada caso el veterinario le aconsejará sobre si es necesario o no su uso.