Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

PRÓSTATA

La próstata es una glándula sexual accesoria en los perros machos. Se localiza en la parte posterior de la vejiga rodeando la uretra (conducto por el cual la orina sale de la vejiga). Produce un líquido cuya función es transportar los espermatozoides. La próstata requiere la presencia de hormonas masculinas para crecer y mantener su tamaño. Las hembras no tienen próstata. La enfermedad más frecuente de la próstata en los perros se llama hiperplasia prostática benigna. También son frecuentes la aparición de quistes, abscesos (acumulación de pus en el interior de la próstata), tumores o infecciones (prostatitis).

Infecciones de la próstata

Las enfermedades infecciosas de la próstata en el perro o prostatitis se refieren a procesos inflamatorios producidos por bacterias. El absceso prostático aparece como una acumulación de pus. Normalmente las infecciones se producen por la llegada de microorganismos por el conducto de la orina.
Los perros que padecen prostatitis bacteriana suelen ser de mediana edad o mayores.
Los animales frecuentemente aparecen decaídos, tienen fiebre y presentan goteo de sangre o pus independientemente de la micción, además de otros síntomas.
Para diagnosticar estos problemas muchas veces será necesario además de explorar la próstata a través del recto, recurrir a las técnicas de diagnóstico por imagen como la radiología o la ecografía para poder llegar a un diagnóstico. También pueden ser necesarios los análisis de sangre y orina.
En el tratamiento se usarán antibióticos y según el caso habrá que recurrir a la cirugía.

Hiperlapásia benigna de la próstata

La hiperplasia prostática benigna se presenta en perros no castrados (ya que como hemos dicho, su crecimiento depende de la presencia de hormonas masculinas) y de mediana edad o viejos.
Es un crecimiento de la próstata relacionado con la edad del perro y en la mayoría de los casos no aparecen molestias. Puede aparecer dificultad en la defecación y en la micción, Pueden verse también en estos animales goteo de orina o de sangre independientemente del acto de orinar.
La hiperplasia prostática benigna se presenta en perros no castrados (ya que como hemos dicho, su crecimiento depende de la presencia de hormonas masculinas) y de mediana edad o viejos.
Es un crecimiento de la próstata relacionado con la edad del perro y en la mayoría de los casos no aparecen molestias. Puede aparecer dificultad en la defecación y en la micción, Pueden verse también en estos animales goteo de orina o de sangre independientemente del acto de orinar.

Quistes prostáticos

Un quiste es una acumulación de líquido en la próstata. Puede aparecer un único quiste o varios. Cuando aparecen producen problemas al orinar.
En su diagnóstico es muy útil la ecografía. Si producen muchos problemas puede ser necesaria la extirpación quirúrgica de los quistes y la castración.

Tumor de próstata

El cáncer de próstata se presenta con igual frecuencia en perros castrados y no castrados. Suele afectar a razas medianas o grandes y con una edad superior a los ocho años.
Con al enfermedad aparece dificultad para defecar y orinar, incontinencia urinaria, decaimiento y pérdida de apetito. La palpación a través del recto muestra una próstata aumentada de tamaño pero suele ser un aumento asimétrico, distinto al que aparece en la hiperplasia benigna.
El análisis de orina puede mostrar sangre, pus y células malignas. La ecografía y las radiografías colaboran en el diagnóstico.