Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

PERITONITIS INFECCIOSA FELINA

El virus de la Peritonitis infecciosa felina es un coronavirus que produce un cuadro clínico con diversas manifestaciones.

¿Cómo se transmite?

Los coronavirus son eliminados en las heces y en las secreciones oronasales.

Se piensa que la infección se produce por ingestión o inhalación del virus.

Se puede producir en gatos de cualquier edad pero generalmente aparece en gatos menores de 5 años.

Cuadro clínico

La enfermedad tiene un período de incubación variable.

Normalmente se ha considerado la existencia de dos presentaciones clínicas aunque no suelen ser formas puras de presentación y la delimitación entre ambas no siempre es clara.

*Forma efusiva o húmeda (piogranulomatosa)
Su principal característica es el acúmulo de un exudado en tórax y/ abdomen, produciendo respectivamente alteraciones respiratorias o distensión abdominal.

*Forma no efusiva o seca (granulomatosa)
Es un proceso de desarrollo más lento en el cual se pueden ver implicados diferentes órganos en los que aparecerán lesiones inflamatorias y necrosis. Los síntomas dependerán de los órganos afectados.

Tanto la forma húmeda como la seca comparten una serie de síntomas inespecíficos:
* Fiebre
* Falta de apetito.
* Decaimiento.
* Pérdida de peso.

Diagnóstico

Un diagnóstico presuntivo de Peritonitis infecciosa felina se basa en la combinación de hallazgos clínicos y de laboratorio .

La forma húmeda o efusiva de la enfermedad puede ser diagnosticada valorando el líquido extraído de tórax o abdomen.

Las pruebas realizadas en sangre no siempre son definitivas para confirmar la enfermedad ya que otros coronavirus felinos (distintos al que produce esta Peritonitis Infecciosa) pueden verse implicados y dar reacciones cruzadas.

Un título positivo de anticuerpos no es diagnóstico de esta enfermedad.

Tratamiento

Al igual que en otros procesos víricos el tratamiento será de soporte y sintomático.