Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

GARRAPATAS

Importante

En España los perros son parasitados por distintas especies de garrapatas. Hablamos principalmente de cuatro géneros distintos tanto en morfología como en importancia clínica según el tipo de enfermedad que transmiten.

Las garrapatas son parásitos hematófagos ya que se alimentan de sangre, sobre todo de mamíferos y pájaros.

Las garrapatas ponen los huevos en la arena, bajo piedras, grietas en las paredes o cerca del suelo. Pasan por cuatro fases para su desarrollo: huevo, larva, ninfa y adulto (macho o hembra). Para pasar de un estadío a otro deben alimentarse y experimentar una muda, en ese proceso pueden transmitir enfermedades de un animal a otro.

Las larvas trepan por la hierba y arbustos con su último par de patas y se adhieren al animal con las uñas. Se fijan con la mandíbula e ingieren sangre. Su desarrollo depende mucho de la temperatura ambiente, con frío los huevos tardan más en eclosionar pero sobreviven en invierno. También dependen de la humedad ambiental para su supervivencia.

Son muy importantes desde el punto de vista sanitario, no sólo producen heridas por picadura si no que además transmiten enfermedades, son vectores de microorganismos. Pueden transmitir virus, bacterias, rickettsias, protozoos, etc.

Algunas de las enfermedades que pueden transmitir en los perros y gatos son:

Ehrlichiosis

Es una enfermedad producida por un microorganismo de la familia de las rickettsias llamado Ehrlichia. Produce fiebre, pérdida de peso, apatía y falta de apetito. También se observan con mucha frecuencia hemorragias por nariz, heces, orina, etc y signos oculares, cojeras o síntomas respiratorios. Se puede ver asociada a otras enfermedades.

Dipetalonemosis

Es una enfermedad transmitida por garrapatas. Está descrita menos que las otras en nuestro país.

Babesiosis Canina

Enfermedad que causa un síndrome caracterizado por decaimiento, falta de apetito, fiebre, anemia, bajada de plaquetas, ictericia (color amarillo de mucosas), complicaciones pulmonares, renales y neurológicas, etc. Se concentra prácticamente en la zona norte de España. La manera de prevenirla es mantener al perro libre de garrapatas.

Hepatozoosis Canina

Enfermedad parasitaria transmitida por la ingestión de la garrapata, no por la picadura. Aparece fiebre, falta de apetito, anemia, debilidad, etc. Se puede ver asociada a otras enfermedades.

Haemobartonelosis Felina

Es una enfermedad que afecta a los gatos. Está causada por la infección de los glóbulos rojos por un microorganismo. Los síntomas clínicos en la fase aguda son anemia, fiebre, ictericia (mucosas amarillas) y debilidad general.

La lucha contra las garrapatas es importante no sólo por las lesiones y molestias que produce sobre la piel del animal sino además por el papel de vector (transmisor) de enfermedades tanto a los animales como al hombre.

Para controlarlas hay que tener en cuenta que es tan importante eliminar la infestación como evitar que puedan transmitir enfermedades. Uno de los principales métodos de control debe ser la prevención, evitar que lleguen a infestar al animal.

Una vez en el animal, la retirada rápida y temprana de las garrapatas es muy importante para evitar que al menos puedan transmitir enfermedades. Hay que revisar al animal y si se ha producido la infestación hay que retirar las garrapatas en un plazo no superior a 24 horas para evitar la inoculación de patógenos.

Importante

Las garrapatas producen:

· Lesiones en la piel
· Enfermedades en los animales por inoculación de microorganismos
· Enfermedades en las personas

¡RECUERDE!
Hay que combatirlas, son parásitos y transmiten enfermedades.

Hay que consultar siempre al veterinario el mejor protocolo de tratamiento: Existe una amplia gama de productos en el mercado y hay que seleccionar uno según el problema, la edad del animal, la raza o el tipo de pelo, el tamaño, el hábitat. Si no se consulta, pueden usarse productos poco adecuados o incluso tóxicos.

Es muy importante seguir correctamente las instrucciones de uso de los distintos laboratorios, por nuestra seguridad y la de nuestro animal.

Hay que usar productos de última generación, son los únicos realmente efectivos, los parásitos han desarrollado muchas resistencias a otros productos que había en el mercado.

Siempre es mejor usar tratamientos preventivos.

Para tratar al animal se puede usar

Sprays, atomizadores: tiene un efecto de choque, actúan rápidamente. Se deben distribuir uniformemente sobre el animal.

Pulverizadores: Parecidos al spray pero en suspensión acuosa.

Pipetas o ampollas: Indican la especie que va destinada y el peso del animal, imposible de sobredosificar, duran un mes para garrapatas. Se administran en la zona interescapular o en el lomo.

Collares: duran entre tres y seis meses, algunos llevan repelentes para ayudar en el control frente a moscas y mosquitos.

Baños: muy efectivos en el momento, cuando la carga parasitaria es importante, el efecto dura poco tiempo.

No olvide

Un antiparasitario bueno para un perro puede ser tóxico para un gato.

Un antiparasitario bueno para garrapatas puede no ser efectivo frente a pulgas.

Un antiparasitario bueno para pulgas puede ser ineficaz frente a garrapatas.

¡Consulte a su veterinario sobre el producto más adecuado para cada animal y para cada parásito!