Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

HIPERADRENOCORTICISMO

El sistema endocrino está formado por órganos que producen sustancias, las hormonas, que actúan como mensajeros químicos y que tienen acción a distancia sobre otros órganos.

El Síndrome de Cushing o hiperadrenocorticismo es el conjunto de síntomas y signos que pueden aparecer en un animal que se ve sometido durante mucho tiempo a una cantidad excesiva de hormonas corticoides.

El exceso de estos corticoides puede proceder de su administración en forma de medicamentos o de una producción excesiva de su organismo. El cuerpo producirá un exceso de estas hormonas que se fabrican en las glándulas suprarrenales, unos órganos endocrinos situados encima de los riñones.

El exceso de estas hormonas puede surgir por la presencia de un tumor en las glándulas suprarrenales, o bien, más frecuentemente, por la excesiva producción de una hormona producida por una glándula, la hipófisis, que está en el cerebro. La hormona hipofisaria se conoce como ACTH y si hay demasiada, por ejemplo porque hay un tumor, se estimula el crecimiento de las glándulas suprarrenales y la producción excesiva de corticoides.

El sindrome de Cushing es una enfermedad común en el perro y muy poco frecuente en el gato.

Síntomas

Normalmente este problema aparece en perros mayores y puede afectar a cualquier raza. Presenta un cuadro clínico que resulta del exceso crónico de corticoides:

· Letargia
· Debilidad muscular
· Obesidad localizada a nivel abdominal (abdomen péndulo)
· Alteraciones en la piel
· Polidipsia (Bebe mucha agua)
· Poliuria (Orina mucho)
· Polifagia (Come mucho más)
También pueden aparecer problemas respiratorios, cardiacos, reproductores, etc.

Pronóstico

El Síndrome de Cushing es una enfermedad grave y su pronóstico es reservado ya que pueden aparecer numerosas complicaciones asociadas a la enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento

El Síndrome de Cushing no siempre se diagnostica con facilidad, normalmente requiere varios análisis de sangre, orina y técnicas de diagnóstico por imagen.

En la clínica se realizarán análisis rutinarios de sangre y orina y luego pruebas más específicas tanto para confirmar la enfermedad como para poder localizar su origen. Los análisis de orina pueden ser útiles para descartar otras enfermedades, colaborar al diagnóstico o detectar infecciones en la vejiga que a menudo son complicaciones comunes en el Síndrome de Cushing.

El diagnóstico requerirá tests especializados (estimulación con ACTH, test de supresión con dexametasona, etc). Para realizar estos tests habrá que extraer múltiples muestras de sangre a distintas horas.
Una vez vez hecho el diagnóstico y según el caso puede ser necesario un tratamiento médico o quirúrgico. Existen varios tratamientos médicos disponibles que serán valorados por el veterinario que elegirá el que sea más conveniente. Cuando la causa sea un tumor adrenal puede estar recomendado el tratamiento quirurgico.