Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

DIABETES MELLITUS

Una hormona es una sustancia química formada en una parte del cuerpo y que es transportada por la sangre a otro órgano o a otra parte del cuerpo. Influye en la actividad de estos órganos debido a su acción química.

La diabetes mellitus se produce por disminución en la secreción de una hormona, la insulina, por el páncreas. La enfermedad también aparece cuando hay hormona pero esta no actúa correctamente.

El resultado de la diabetes es una intolerancia a los hidratos de carbono y alteraciones en el metabolismo de grasas y proteínas.

Es un trastorno metabólico complejo causado por numerosos factores. La herencia desempeña un papel importante en determinar quién la desarrollará y quién no. La obesidad también desempeña un papel importante.

Tipos de diabetes

TIPO I (DEPENDIENTE DE INSULINA)
Se caracteriza por destrucción o pérdida de las células productoras de insulina. Es más frecuente en perros, sobre todo hembras. Se produce por deficiencia de insulina y requiere tratamiento con esta hormona.

TIPO II (NO INSULINODEPENDIENTE)
Se caracteriza por resistencia a la insulina (aunque hay hormona no hace bien su función). Más frecuente en gatos machos adultos.

SECUNDARIA
Asociada a otros trastornos, por producción o administración de sustancias que “interfieren” con la insulina.

Síntomas

Polidipsia
Poliuria
Polifagia
Pérdida de peso
Cataratas

¿Por qué puede producirse?

Predisposición genética
Algunos tipos de dietas
Algunos fármacos
Alteraciones pancreáticas
Otros

Tratamiento

El tratamiento se basa en la administración de insulina para que el paciente tenga un metabolismo de los carbohidratos, de las grasas y de las proteínas tan próximo a la normalidad como sea posible. La dieta en los animales diabéticos es también muy importante, debe mantenerse constante y ser equilibrada. El ejercicio moderado también es recomendable.

Diagnóstico

El diagnóstico de diabetes mellitus se basa en la presencia de determinados signos clínicos (es decir, poliuria, polidipsia, polifagia, pérdida de peso), hiperglucemia (aumento de la glucosa en sangre) y glucosuria (glucosa en orina) persistentes en ayuno.