Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

CONJUNTIVITIS

La inflamación o infección de la conjuntiva.

La membrana que cubre la cara interna del párpado superior e inferior, es la conjuntivitis. Es una de las enfermedades oculares que aparece con mayor frecuencia en los perros y en los gatos.

La conjuntivitis

La conjuntiva presenta normalmente color rosa, a excepción de la parte que cubre la esclerótica, que es la “parte blanca” del ojo.

En la conjuntiva va haber una serie de microorganismos que en condiciones normales no va a producir ningún problema ya que los mecanismos defensivos del ojo son muy eficaces. Sin embargo, en determinadas situaciones, como golpes, problemas de los párpados, etc, puede aparecer un crecimiento anormal de esta flora y aparecer una conjuntivitis.

Causas

Hay varias causas de conjuntivitis. Puede estar producida por bacterias, virus u hongos. No suelen aparecer por si solas y pueden asociarse a procesos alérgicos producidos tanto por agentes ambientales, por alimentos o por contacto.

Enfermedades generales como el moquillo, el complejo respiratorio felino o ciertos problemas como los defectos de los párpados pueden desencadenar también una conjuntivitis. A veces los síntomas oculares pueden indicarnos la presencia de otras enfermedades.

Síntomas

Cuando aparece conjuntivitis, aparece enrojecimiento de la conjuntiva y presencia de lagrimeo o legañas de color blanquecino, amarillento o verdoso.

Los perros y los gatos pueden tener picor de ojos y ciertas molestias. A veces aparecen con los ojos semicerrados. Es importante ser precavido y tener en cuenta que los ojos rojos no siempre son indicativos de conjuntivitis. Hay enfermedades graves como el glaucoma (enfermedad ocular secundaria a un aumento de la presión intraocular) que son muy graves y que si no se diagnostican a tiempo pueden llegar a producir la pérdida de visión del animal.

Si como propietarios vemos que nuestro perro o gato tiene los ojos enrojecidos debemos acudir al veterinario. Nunca se deben comprar colirios sin saber cual es el origen de la conjuntivitis, hay colirios que pueden agravar un problema y además cada conjuntivitis tiene su tipo de tratamiento.

Se pueden mantener limpios los ojos de sus animales en casa lavándolos con suero fisiológico. Así toda la suciedad que pueda haber en la conjuntiva se arrastra con el suero. Es mejor emplear suero que manzanilla o agua con sal ya que es menos irritante. Se puede mantener también la zona de los ojos libre de pelo para que estos no irriten ni arrastren suciedad.

Hay que acudir al veterinario si se observa

• Cierre de los ojos (muchas veces por dolor o por presencia de algún elemento extraño)
• Secreciones anormales
• Ojo rojo
• Legañas
• Ojo opaco
• Posible pérdida de visión

El veterinario intentará averiguar cuáles han podido ser las causas desencadenantes del problema para poder poner un tratamiento adecuado.