Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

CELULITIS JUVENIL DEL PERRO

La celulitis juvenil del perro es una enfermedad de la piel que aparece en cachorros menores de cuatro meses. No se ha identificado el agente que la causa, actualmente se piensa que tiene relación con alteraciones del sistema inmune.

La celulitis juvenil es una enfermedad de la piel de cachorros de perro de origen desconocido, se piensa que puede deberse a un fallo del sistema inmune y que pueden estar implicados factores genéticos. Pueden verse afectados perros de una misma camada con lo que se aprecia cierta predisposición familiar. Hay algunas razas especialmente predispuestas a padecer esta enfermedad como los Golden Retriever, Teckel, Pointer o Labrador Retriever. La aparición de la enfermedad es bastante rápida, aparece de manera brusca.

Las lesiones se localizan en la piel de la barbilla, labios y párpados y también puede afectar a los ganglios de estas zonas. Aparece en cachorros entre las tres semanas y los cuatro meses de edad.
Los cachorros presentan hinchazón de los párpados, labios y hocico de aparición repentina. Pasados un día o dos días, aparecen pápulas y pústulas (tipos de lesiones de piel) y después costras y, ocasionalmente, fístulas con pus. Puede aparecer una otitis externa, con inflamación y “heridas” en la oreja. También se puede observar inflamación de los ganglios de las zonas afectadas. No suele aparecer picor pero si dolor.

La piel tiene un aspecto edematoso (como hinchado), enrojecido y brillante. A veces aparece falta de apetito, fiebre y dolores articulares. Los síntomas pueden variar de leves a graves.

El veterinario realiza un diagnóstico basándose, normalmente, en la sintomatología clínica pero a veces pueden ser necesarias pruebas más específicas como citologías o biopsias de piel.

El tratamiento que se usa se basa en la combinación de varios fármacos según haya o no, por ejemplo, infecciones bacterianas secundarias. Se deben usar corticoides. La dosis se irá reduciendo progresivamente después de la remisión de los síntomas. Además, puede ser útil la aplicación tópica de productos de acción antiséptica.

La gravedad de esta de esta enfermedad es variable, puede cursar de manera leve o grave pero debe ser tratada. Si usted sospecha de esta o de cualquier otra enfermedad debe acudir al veterinario. La celulitis juvenil que no se trata puede causar graves cicatrices en la piel y producir incluso la muerte del animal.