Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

ARTROSIS

La artrosis es la más común de las enfermedades articulares, los perros con artrosis tienen dolor, cojera y problemas de movimiento. El problema aparece por múltiples causas, por traumatismos, infecciones, enfermedades del sistema inmune, enfermedades del desarrollo y por evolución de la displasia.

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que aparece por desgaste del cartílago articular y del hueso.El cartílago recubre los huesos en la zona de las articulaciones y hace como de “cojín” amortiguando los choques, cuando se desgasta este cartílago aparece el problema. Afecta con mayor frecuencia a los animales mayores pero también puede aparecer en individuos más jóvenes.

¿Qué podemos hacer?

La causa del proceso es bastante desconocida. Ya hemos comentado que la artrosis puede aparecer por diversas causas: por traumatismos, infecciones, enfermedades del sistema inmune o enfermedades del desarrollo. La evolución de algunas enfermedades articulares como la displasia de cadera o codo o la rotura del ligamento cruzado de la rodilla pueden evolucionar también a artrosis si no se manejan adecuadamente. Los traumatismos leves y repetidos son también causa de artrosis.

Puesto que la causa de la aparición de esta enfermedad es desconocida en muchos casos, es difícil poder prevenirla, aun así, podemos aplicar algunas pautas a lo largo de la vida de nuestro perro que serán beneficiosas para paliar el proceso. En la etapa de cachorro una correcta alimentación, con los niveles correctos de energía, vitaminas y minerales será muy importante. Además deberíamos evitar el ejercicio excesivo hasta que el cachorro este bien formado, especialmente en las razas grandes o gigantes. El control de la obesidad es también fundamental para la mejorar la calidad de vida de los perros que padecen este problema.

¿Cómo tratarla?

En el tratamiento de la artrosis se usan analgésicos y antiinflamatorios en las fases en las que el perro presenta dolor. Además existen productos que tienen la misión de retrasar la degeneración del cartílago o incluso de regenerarlo en cierto grado que se llaman “condroprotectores” (protectores del cartílago). El veterinario nos indicará cómo y cuándo debemos usarlos.