Urgencias 689 112 112
consultas@laclinicaveterinaria.com

Abceso

¿Cómo se producen?

Los abscesos aparecen cuando se infecta un área de tejido y el cuerpo es capaz de “aislar” la infección y evitar que se extienda.

Los glóbulos blancos, que son la defensa del organismo contra algunos tipos de infección, migran a través de las paredes de los vasos sanguíneos al área de la infección y se acumulan dentro del tejido dañado. Durante este proceso, se forma el “pus” , que es una acumulación de líquido, glóbulos blancos, tejido muerto, bacterias y cualquier otro material o cuerpo extraño.

Los abscesos pueden formarse en casi cualquier parte del organismo y pueden ser causados por organismos infecciosos, parásitos y materiales extraños.

Los abscesos en la piel más fáciles de ver. Aparecen como una zona de color rojizo, caliente, hinchada y dolorosa.

Los abscesos que se forman en otras áreas del cuerpo pueden no ser tan evidentes pero son muy importantes si comprometen órganos vitales.

Ejemplos de algunas localizaciones frecuentes:

  • Abscesos subcutáneos
  • Abscesos hepáticos
  • Abscesos dentales
  • Abscesos de sacos anales
  • Abscesos en próstata
  • Abscesos en pulmón

Abscesos Subcutáneos

Es una acumulación de pus y de material infectado en la piel.

¿Cómo aparecen?

Se producen por mordeduras, arañazos, agresiones por objetos penetrantes o por cuerpos extraños (por ejemplo una espiga).

A veces se relacionan con enfermedades generales.

Las bacterias suelen introducirse en la piel a partir de una herida abierta que se cierra posteriormente. El absceso se produce unos días después.

Diagnóstico

Se realiza por la historia clínica, los síntomas y si es necesario se puede recurrir a la citología del exudado.

Se realiza una toma de muestra con una aguja acoplada a una jeringa, se extiende en un portaobjetos, se tiñe y se mira al microscopio para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

Se basa, principalmente, en la administración de antibióticos y antipiréticos si existe fiebre muy elevada.

A veces puede ser necesario la desbridación quirúrgica y la eliminación del tejido muerto.